LiderDeProyecto.com - Tu entrada al mundo de la administración de Proyectos
➔ Acceso al Programa 1000 Certificados
Columna
 
Competencias de un project manager según IPMA

Por: Dr. Jesús Martínez Almela
IPMA Nivel A, Director del Programa de IPMA
para Latinoamérica y El Caribe

Desde que la Asociación Internacional de Dirección de proyectos (IPMA) inició el desarrollo e implantación de su sistema mundial de certificación, el objetivo principal ha sido definir a las personas que dirigen proyectos con una certificación de cuatro niveles que tuviera aceptación en todo el mundo (4-L-C) y que se pudiera utilizar en un sistema de desarrollo de carreras profesionales para el personal de dirección de proyectos. Las principales partes involucradas son:

• Personal de dirección de proyectos, interesado en un sistema de certificación aceptado en todo el mundo.
• Dirección de organizaciones, interesadas en prestar y recibir servicios de dirección de proyectos de calidad y en el desarrollo del personal.
• Evaluadores de certificación, interesados en un proceso y unos contenidos de certificación claramente comprensibles.
• Universidades, escuelas, formadores, interesados en proporcionar una buena base para una cualificación aceptada.

El documento mundial de referencia de la certificación de las competencias de los directores de proyectos es conocido como ICB (Internacional Competence Baseline), que en español se adapta por el OCDP de AEIPRO como NCB (National Competence Baseline, o Bases para la Competencia en Dirección de Proyectos en su versión 3.0 de fecha junio 2006 y 3.1. noviembre 2009). Posteriormente con el Programa de IPMA® para Latinoamérica la NCB se aplica por parte de cada Asociación Nacional latinoamericana en su propio sistema de certificación nacional.

Esta NCB será utilizada principalmente por candidatos y aspirantes al emprender una evaluación en el proceso de certificación. Sin embargo, también se puede utilizar como guía en la preparación de materiales de formación, para investigaciones y como documento general de consulta de personas que busquen información sobre la aplicación de la dirección de proyectos.

El ojo de la competencia representa la integración de todos los elementos de la dirección de proyectos como se ve a través de los ojos de los directores cuando evalúan una situación específica. El ojo representa también la claridad y la visión.

Click para ampliar

Evolución de la dirección de proyectos: nuevas exigencias

El número de proyectos, programas y carteras crece a un ritmo exponencial en todo el mundo. En los últimos treinta años, la dirección de proyectos como disciplina ha tenido un tremendo desarrollo y ha aumentado en notoriedad. Cada día son más y de más clases distintas los proyectos que se gestionan de forma profesional. En el pasado, la escena estaba dominada por proyectos de construcción y de defensa. En la actualidad, éstos todavía son importantes, pero en minoría.

Trabajamos en proyectos, por ejemplo, de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), desarrollo de organizaciones, desarrollo de productos, cambios de marketing, desarrollo de producción, investigación, eventos, proyectos políticos, proyectos legislativos, proyectos educativos y proyectos sociales en muchos sectores económicos distintos. Y en raras ocasiones se pregunta “¿Es necesaria la dirección de proyectos?”. Las preguntas relevantes son:

¿Cuáles son los soportes, métodos y herramientas de la dirección profesional de proyectos?

¿Qué constituye calidad en la dirección de proyectos?

.

¿Qué competencia debe tener el personal de dirección de proyectos para un proyecto, fase y área de responsabilidad determinados?

¿Qué calidad tiene la dirección de un proyecto en particular?

Tal y como se ha citado anteriormente, la descripción de todos los elementos de competencia de los ámbitos técnico, de comportamiento y contextual se reflejan en lo que hemos denominado el ojo de la competencia.

Competencia: conceptos clave

El término competencia tiene sus orígenes en la palabra latina competentia que se refería a quien “está autorizado para juzgar”, así como “tiene derecho a hablar”. Por tanto, la palabra no ha cambiado mucho a este respecto. Se buscan directores de proyectos competentes para orquestar las actividades de un proyecto. En los últimos diez años, la descripción de competencia y de dirección de la competencia han cambiado, en muchas organizaciones, la gestión de los recursos humanos.

Una competencia es un compendio de conocimientos, actitud personal, destrezas y experiencia relevante, necesario para tener éxito en una determinada función. Para ayudar a los candidatos a medirse y desarrollarse, y a los evaluadores a juzgar la competencia de un candidato, se desglosa en ámbitos de competencia. Éstos son, principalmente, dimensiones que, reunidas, describen las funciones y que son más o menos interdependientes. Cada ámbito contiene elementos de competencia que cubren los aspectos de competencia más importantes en él.

Tres ámbitos

En la tercera versión de la NCB se decidió describir una dirección de proyectos competente en tres ámbitos distintos

Competencia técnica, para describir los elementos de competencia fundamentales para la dirección de proyectos. Cubre el contenido de la dirección de proyectos, en ocasiones citado como elementos básicos. La NCB contiene 20 elementos de competencia técnica.

Competencia de comportamiento, para describir los elementos de competencia personal para la dirección de proyectos. Cubre las actitudes y destrezas del director de proyecto. La NCB contiene 15 elementos de competencia de comportamiento.

Competencia contextual, para decribir los elementos de competencia para la dirección de proyectos relacionados con el contexto de un proyecto. Cubre la competencia del director de proyecto para relacionarse dentro de una organización funcional (las operaciones de negocio de la organización permanente a la que pertenece el proyecto) y la capacidad para funcionar en una organización por proyectos. La NCB contiene 11 elementos de competencia contextual.

Click para observar la Tabla de elementos de competencia de la administración de proyectos de IPMA.

Todos estos elementos de competencias serán profundizados en las próximas publicaciones de esta nueva columna, así que los invito a no perdérsela para aprender más acerca de éstos.

Hasta la próxima entrega.

Comparte esto en redes sociales