LiderDeProyecto.com - Tu entrada al mundo de la administración de Proyectos
➔ Acceso al Programa 1000 Certificados
 
Artículos
 

Liderazgo y Autoridad

Por Miguel Ángel Armas [ Acerca del autor ]



¿Qué es lo que hace falta para ser un buen líder?, indudablemente y entre otras cosas autoridad, que definitivamente no es la capacidad de vociferar, manotear y ser un déspota. La autoridad no es autoritarismo. Una de las mejores definiciones de autoridad la encontré leyendo un libro de Ikram Antaki donde menciona:

“La autoridad es la capacidad de obtener de los demás algún comportamiento por simple sugestión (se parece a la hipnosis), hacerse obedecer sin recurrir a ningún tipo de fuerza.”

Pero el problema muchas veces está en hacer coincidir el título nobiliario con la capacidad real, es decir, ¿cuántas veces han visto a un líder de proyecto oficial con poca o sin ninguna autoridad?

Ikram Antaki hace una interesante descripción de algunos tipos de autoridad

  • Autoridad política
  • Autoridad artificial
  • Autoridad oculta

La autoridad política no tiene nada que ver con el poder o la función gubernamental, la autoridad política descansa sobre la legitimidad, es decir, la aceptación, no basta con el título nobiliario, debe existir cierta superioridad que puede ser de los siguientes tipos:

  • Figura paternalista: El que trata a todos como si fueran sus hij@s.
  • Figura de sabio: El maestro, sensei, gurú.
  • Figura carismática: El que tiene “ángel”, una relación excelente con tod@s y les cae bien.
  • Autoridad de la razón: El que dirige a todos usando la razón, generalmente son los diligentes que suelen hacer las cosas por el manual de procedimientos, evaluando y argumentando cada decisión

Esta misma autoridad política puede tener tres desviaciones:

  • Autoridad ideológica: Considera algo como indiscutible y lo impone como verdad, aquí caerían por ejemplo, los que asumen el PMBOK® como grabado en piedra, al que no se le puede mover ni una coma y hay que aplicar de principio a fin.
  • Culto a la personalidad: Es el líder que se asume como todopoderoso, infalible y al que todo mundo debe obedecer porque es la vaca sagrada.
  • Servidumbre voluntaria: Es la autoridad que se da por la pereza colectiva, cuando el líder no es bueno, pero nadie hace nada por cambiar, y todo mundo considera mejor que alguien más tome las decisiones.

La autoridad artificial es la que se impone por medio de “pan y circo”, usando la afirmación repetitiva por contagio, cuando se le dice a las personas lo que quieren escuchar para tenerlos contentos, sin importar si es lo mejor para todos, exactamente como la de las elecciones a puestos de gobierno.

La autoridad oculta es la del conformismo, cuando las tradiciones se imponen sin importar si son buenas o malas, cuando algo se hace porque la mayoría lo realiza de esa forma y no se puede cambiar porque es la costumbre. Es distinto de la servidumbre colectiva porque en esta última todos hacen lo que les indican y en la autoridad oculta todos hacen lo que es costumbre y rechazan a los que quieren cambiar las cosas, sin importar si las propuestas son buenas o malas.

Es casi obvio que lo deseable es una autoridad política con una figura de sabio carismático basado en la razón. La triste realidad es que pocas veces (casi nunca) contamos con un líder así, por lo que debemos considerarnos con suerte si el líder que somos o tenemos es de los que se basan en la razón, cualquier otra característica positiva ya es ganancia.

¿Cuál tipo de líder eres?

¿Qué tipo de líder tienes?

 

Temas relacionados:
Manual de Administración de Proyectos

Curso de certificación en administración de proyectos

+

Comparte esto en redes sociales