Busca en este sitio:
Twitter
. Soy Novato
. Soy Gerente de Proyectos
. Quiero ganar más
. Quiero mejorar a mi empresa
y sus proyectos
. Tengo experiencia, pero no soy experto
. Soy experto (o eso creo)
.
.

Contáctanos
Escríbenos a:
contacto@liderdeproyecto.com
Para información de cursos:
cursos@liderdeproyecto.com

Teléfono en México D.F:
+52 (55) 2652 4590


Aviso de privacidad
+
.
Aliados del PMI® México

LiderDeProyecto.com es aliado estratégico del PMI® Capítulo México.
+
.
Humor del Líder

Problemas de comunicación
+
.
Glosario
Ven a conocer el glosario de administración de proyectos. Nuevas definiciones: Condiciones, Diagrama de flujo, Proceso de negocio, Producción, Secuencia.
+
.
Colaboradores

Conoce a los colaboradores de LiderDeProyecto.com. Tu puedes ser uno de ellos.
+
.
 
Artículos
 

Venciendo el síndrome de la Reina Roja
Por Jaime González [ acerca del autor ]

Nadie es capaz de leer, entender y aplicar a corto plazo esta pavorosa masa de conocimientos y buenas prácticas.

Me he topado varias veces con la metáfora de la Reina Roja, de la obra Through the Looking-Glass, de Lewis Caroll (misma que no he leído pero, por lo que puedo apreciar, es algo así como un objeto de culto en el ambiente de los matemáticos y de los estudiosos de la lógica formal). Pido me disculpen por no contar con el texto original, pero lo que entendí de esta metáfora es que, en una carrera organizada por la Reina Roja, Alicia se percata que no puede avanzar, no importa que tan rápido esté corriendo. La reina le explica: “Aquí tienes que correr todo lo que puedas, simplemente para mantenerte en donde estás. Si quieres llegar a algún lado, ¡tienes que correr dos veces más rápido!”.

Y, bueno, ahí nos tienen a sus seguros servidores dirigiendo un proyecto, o participando en alguna iniciativa complicada que exige toda nuestra atención y buena parte nuestra energía. Encima de todo se supone que tenemos que estar estudia y estudia los cuatro grupos de proceso y las nueve áreas de conocimiento del PMBOK® (unas 400 páginas, sin contar el material necesario para entender y aplicar las técnicas requeridas). Por si lo anterior fuera poco, tenemos que ir dominando las 22 áreas de proceso del CMMI (casi 600 páginas), y los tabicotes de los tres amigos sobre el Procesos Unificado y la ingeniería de software (unas 400 páginas cada uno), la nueva especificación de UML 2.0 (700 páginas, escritas con toda la amenidad y dulzura de un manual para constuir refugios antiatómicos). Claro, se da por sentado que ya conocemos los cambios que hubo de Oracle 9i a 10g, o de SQL Server 2000 a 2005, o de Java, o de .NET, PHP... Pero cuando ya creíamos que habíamos conocido siquiera lo más esencial de lo más esencial de lo que teníamos que hacer hoy, nos sueltan la noticia que no hay más remedio que también adentrarnos en el súper divertido mundo de las métricas y estadísticas de Seis Sigma. (Confieso que todavía no llego ni a cinta blanca, así que me estoy exponiendo a que me pongan una paliza de esas ...)

Ahora, ya nada más falta traducir todo lo anterior a técnicas y prácticas eficientes en el proyecto que estamos realizando. Nadamás. ¡Ah!, y se me olivadaba: también tenemos que vencer la resistencia del resto del equipo de trabajo. Juan Chambas, pieza fundamental del equipo de desarrollo y héroe de cien batallas, nos pone esa cara burlona, como diciendo: “¡Cómo les gusta complicarse la vida! Yo les puedo resolver esa pantalla en tres patadas, y no tengo que andar perdiendo el tiempo en tanta burocracia.” 

O sea: Alicia la tenía fácil, porque sólo tenía que correr al doble de todo lo que daba, y no tenía que preocuparse de la curva de aprendizaje. Pero para nosotros no hay más remedio, porque o nos ponemos al tanto, tratando de alcanzar al resto del mundo, o nos van a seguir haciendo papilla.

Lo primero que se me ocurre para poder salir adelante en esta frenética (y aparentemente imposible) carrera es combinar la división del trabajo con un enfoque evolutivo, mismo que paso a explicar.

Primero, nadie es capaz de leer, entender y aplicar la pavorosa masa de conocimientos y buenas prácticas que hoy se han convertido en la norma, y que se espera que cumplamos. Pero sí hay una solución: otros pueden haber conocido o practicado una parte de lo que necesitamos, y de alguna manera pueden traducirlo en forma acequible y práctica; esto es, si puedes tomar un curso, ¡pues enhorabuena!; y si tu empresa o institución te puede financiar asesoría, mejor aún; pero si no cuentas con esos recursos y requieres intercambiar ideas con personas en situación similar la tuya, pues de eso se trata LiderDeProyecto.

Segundo, simplemente no es posible aplicar de un jalón todo lo que se supone que tenemos que hacer en el proyecto que tenemos enfrente: hagamos esas tres cosas fundamentales que van a significar la diferencia entre el éxito y el fracaso, y partamos de ahí para ir avanzando.
Bueno, al menos eso es lo que nos puede dar resultados razonables. Comuniquémenos ...

Temas relacionados:
Certificación PMP® en Administración de Proyectos


Esta página ha sido calificada como:
Califica esta página:   

+



Evelyn Bustamante dijo el 14 Enero de 2009:
Me alegré mucho saber que no soy la única persona que siente lo que describes ya la empresas nos exigen mucho como recurso pero no nos entregan toda la herramienta.
Yo ahora tengo que estar acargo de la dirección de proyectos.... y antes ni siquiera habia escuchado esto, ya que de ser analista funcional a la dirección de proyecto es harto el cambio es pasar de un bote a un crucero.

Espero que me ayuden en este nuevo desafío.. ahora me encuentro leyendo el PMBOK para que esto tenga rumbo

Saludos



Mejores prácticas para definir la estrategia de un proyecto (Raymundo Sánchez Ticó)
+
.
.
.
Quienes somos I Base de conocimiento I Apoyo y servicios profesionales I Carrera y desarrollo profesional I Material de apoyo I Productos y souvenirs I Comunidad I Contacto I Aviso de privacidad
© LiderDeProyecto.com - Todos los derechos reservados. Capability Maturity Model® y CMM® son marcas registradas en la Oficina de Patentes de los EUA por el Software Engineering Institute (SEI) de la Universidad Carnegie Mellon®. CMM® IntegrationSM, IDEALSM y SCAMPISM son marcas de servicio de la Universidad Carnegie Mellon. PMI®, PMBOK® Guide, OPM3®, CAPM® y PMP® son marcas registradas (en EUA y otos países) del Project Management Institute, Inc. MDA®, BPMN®, SysML®, MOF®, OMG® y UML® son marcas registradas en los EUA y en otros países por el Object Management Group. Microsoft® es una marca registrada en los EUA y en otros países; Microsoft Office, Microsoft Excel y Microsoft Project son productos propiedad de Microsoft Corp. Enterprise Architect es un producto propiedad de Sparx Systems, Australia. RUP® es una marca registrada por IBM Corp.